La meditación - Dr.Ivan Seperezia




La meditación al permitirnos ingresar mentalmente en un estado de alerta en descanso, transforma, literalmente la bioquímica del cuerpo

Cada célula recibe el oxígeno o combustible para su metabolismo y elimina como desecho el anhídrido carbónico que por la sangre venosa llega al pulmón en donde es eliminado por la espiración. Si hay carencia de oxígeno, su disminución no significa una disminución en la eliminación del anhídrido carbónico celular, debido a que la célula, para no morir sigue metabolizando el oxígeno que queda en la sangre. La disminución del aporte de oxígeno al organismo provoca en la sangre arterial una disminución del oxígeno circulante y un aumento del anhídrido carbónico, alterándose el equilibrio del cociente respiratorio. Durante el estado de meditación se comprobó, para sorpresa de los escépticos científicos investigadores, que el anhídrido carbónico no aumenta sino que disminuye a la par con el oxígeno consumido. Es decir se mantiene el cociente respiratorio. Este descenso significa una natural reducción en el nivel metabólico de la actividad celular del organismo, es un "DESCANSO CELULAR" altamente beneficioso para cada célula corporal y para el conjunto en general.

El ritmo cardíaco disminuye al igual que la cantidad de sangre que fluye por las arterias desde el corazón, demostrando todo ello un profundo y armónico descenso metabólico durante la meditación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...