Hormonas de la felicidad.

Las endorfinas, ¿la clave de la felicidad?

¿Sabías que las endorfinas son responsables de que disfrutemos de las cosas que nos dan satisfacción y que ello, a su vez, hace que produzcamos más?

¿Qué son las endorfinas?

Las endorfinas (del griego "ενδο" significando "dentro" (endogeno, en griego: ενδογενής, "proveniente de dentro") y morfina, de Morfeo, en griego: Μορφέας, el dios de los sueños en la mitología griega, por lo tanto 'endo(genous) (mo)rphine’) son péptidos opioides endógenos que funcionan como neurotransmisores.

Estas sustancias las produce nuestro cuerpo, de forma natural, para conseguir atenuar el dolor y/o producir una sensación de bienestar. Es por eso que las endorfinas son conocidas también como hormonas de la felicidad.

Beneficios de las endorfinas

Ayudan calmar el dolor ante un traumatismo, inflamación extrema, enfermedad aguda, exceso de actividad física o esfuerzo extremo, etc. Sería un efecto parecido (en su intención) al que haría la morfina.
Crean la sensación de placer ante situaciones agradables.
Fortalecen el sistema inmune.
Ayudan a liberar las hormonas sexuales, responsables del deseo sexual.
Modulan el apetito.
En general, podríamos decir que son las responsables de nuestra calidad de vida.


¿Cómo podemos fabricarlas en mayor cantidad?


La risa es, sin duda, uno de los factores que más incrementa nuestros niveles de endorfinas.
Cuando hacemos actividades, que el cuerpo identifica como placenteras, se produce un aumento de la producción de endorfinas.
Ejercicio físico moderado.
El contacto con la naturaleza ya que siempre nos hace sentir mejor.
La relajación. Puede ser cualquier actividad que disminuya nuestro nivel de estrés y nos sea satisfactoria (relajación, meditación, visualizaciones, etc.)
Hacer cosas por el bien de los demás (respetar el medio ambiente, ser más solidario, ayudar al prójimo, etc.)
Empezar el día con entusiasmo. Un poquito de ejercicio, un buen desayuno y un pensamiento o recuerdo positivo.
El masaje, el shiatsu o cualquier terapia manual.
Tener un hobby o afición.
Relaciones sexuales satisfactorias
Disfrutar con las comidas y sus sensaciones (olores, sabores, etc.), la compañía, etc.
La música, el baile o el canto nos ayudan a liberar gran cantidad de endorfinas.


Síntomas de tener bajos niveles de endorfinas

Las personas que siempre están tristes (sin motivo aparente), aburridas y que acostumbran a verlo todo negro.
Es muy curioso que, a menudo, también visten siempre de negro.


Enemigos de las endorfinas


La producción de endorfinas no es continua o sea que hay que estimularla continuamente.
Así, pues, no basta con ser feliz de vez en cuando sino que hemos de buscar disfrutar de la vida día a día.
Es como el pez que se muerde la cola, a mejor nos sentimos más endorfinas fabricamos y si fabricamos muchas nos sentimos bien y más disfrutamos de las cosas.
Es por ello que hemos de huir de la rutina, del aburrimiento y dejar siempre abierta la puerta a nuevos proyectos, reenamorarnos de nuestra pareja cada día, relacionarnos más con los amigos y disfrutar de las pequeñas cosas del día a día.


Serotonina


Se podría decir que la serotonina es la hormona del placerademás de ser la hormona del humor. La serotonina hace la felicidad .- Recientes investigaciones permiten avanzar en la cura de enfermedades como la depresión y la psicosis.


¿Cuál es el rol de la serotonina en el cerebro?


La serotonina es una hormona que influye en el humor, regula el sueño, el apetito y la presión.

Su actividad se desarrolla en el intestino.

La Serotonina (5-hidroxitriptamina, o 5-HT), es una monoamina neurotransmisora sintetizada en el sistema nervioso central y en el tracto gastrointestinal La serotonina también se encuentra en varias setas plantas, frutas y vegetales.

Como neurotransmisor en el sistema nervioso central representa un papel importante en la inhibición de: la ira, agresion, temperatura corporal, presion, humor, capacidad de descanso incluso en la sexualidad y el apetito; características que se relacionan con los estados depresivos. Justamente los antidepresivos se ocupan de modificar los niveles de serotonina en el individuo.


Las propiedades afrodisíacas de la serotonina


El comportamiento humano depende de la cantidad de luz que el cuerpo recibe por día. Por esto cuando llega la primavera y el verano la serotonina se condiciona a la luz que recibe del organismo, lo que conlleva un aumento progresivo del bienestar y la felicidad con mayor estímulo sexual, producto de las concentraciones de este neurotransmisor en el cerebro.

Se sabe que la presencia de serotonina produce el placer, y la reabsorción de esta neurohormona, desencadena una serie de reacciones que estimulan la secreción de hormonas, que a su vez producen ínfimamente crecimiento y controlan la maduración de la secreción de estrógenos (mujeres) y secreción de testosterona (hombre).


Dopaminas


Motivación y placer.

Es una hormona y neurotransmisor del sistema nervioso central, es decir, una neurohormona liberada por el hipotálamo.

La disminución en la cantidad de dopamina en el cerebro puede generar enfermedades como Parkinson, en la cual una persona pierde la habilidad para ejecutar movimientos finos y controlados y la Distonía, trastorno del movimiento que causa contracciones involuntarias de los músculos.

La dopamina se biosintetiza en el cuerpo (principalmente en el tejido nervioso de la médula de las glándulas suprarrenales); actúa promoviendo el incremento de la frecuencia cardiaca y la presión arterial, puede regular la presión sanguínea

Tiene muchas funciones en el cerebro, influyendo en el comportamiento, la cognición, la actividad motora, la motivación y la recompensa, la regulación de la producción de leche o prolactina, el sueño, el humor, la atención y el aprendizaje. Se proyecta a varias áreas del cerebro mediante las vías principales.

En los lóbulos frontales, la dopamina controla el flujo de información desde otras áreas del cerebro.
Los desórdenes de dopamina pueden causar un declinamiento en las funciones neurocognitivas, memoria, atención y capacidad en la resolución de problemas.
Asociada con el sistema del placer del cerebro, suministra sentimientos de gozo y refuerzo para motivar una persona pro activamente a realizar ciertas actividades.
La motivación promueve la segregación de esta hormona. Por otro lado, las neuronas de dopamina son deprimidas cuando la recompensa esperada es omitida, es decir por sensación de decepción.
La sociabilidad se encuentra también muy ligada a la neurotransmisión de dopamina. Una baja captabilidad de dopamina es frecuentemente encontrada en personas con ansiedad social y la anormalmente alta se asocia con psicosis y esquizofrenia.

Incrementa la actividad general y la creatividad en la generación de ideas.

El papel de la dopamina en la experiencia del placer ha sido cuestionado por varios investigadores. Se ha argumentado que está más asociada al deseo anticipatorio y la motivación (comúnmente denominados “querer”) por oposición al placer consumatorio real (normalmente denominado “gustar”). La dopamina no es liberada al encuentro de estímulos desagradables o aversivos, y así se motiva hacia el placer de evitar o eliminar los estímulos desagradables.


A continuación te presentamos un listado con los alimentos que no debes pasar por alto si buscas un nivel de serotonina y endorfinas óptimo; por ende, un estado de ánimo mucho más sano.

· El plátano: esta fruta contiene muchos nutrientes y fibras. Además, es rica en vitaminas, minerales y oligoelementos y proporciona al organismo un rápido aporte de energía. No está de más decir que aporta elevada cantidad de triptófano.

· Chocolate : comer diariamente pequeñas dosis de chocolate reduce las hormonas del estrés debido a los antioxidantes que posee, por eso, también nos hace sentir felicidad.

· Algas: integra las algas a tu dieta, pues tienen elevada cantidad de minerales, hierro, magnesio y vitaminas del complejo B.

· Legumbres: el ácido fólico de las hojas verdes y legumbres afecta los neurotransmisores que influyen de manera positiva en nuestro estado de ánimo.

· Pastas y cereales: alimentos ricos en hidratos, tales como harinas y derivados, cereales, arroz, pan, reducen la ansiedad y el riesgo de sufrir depresión. ¿Por qué? porque los hidratos de carbono aumentan la producción de serotonina.

· La piña: rica en minerales y vitaminas. También contiene compuestos activos que estimulan la producción de serotonina, generando vitalidad. Al mismo tiempo, otros de sus componentes calman la ansiedad y alivian la agitación nerviosa. Si la comes de noche crea el efecto de una pastilla natural, ya que el cerebro convierte el triptófano en melatonina, la hormona del sueño.

· El chile: El gran efecto del pimientose conoce en biología al proceso en que el cerebro percibe el calor picante del chile como si fuera dolor y para contrarrestarlo responde liberando endorfinas que potencian las sensaciones de bienestar


Cambia tu dieta para aumentar tus niveles de dopamina.

Come alimentos ricos en tirosina, como los aguacates, las almendras, habas, calabaza y semillas de sésamo.
Las frutas y las verduras son ricas en antioxidantes y ayudan a proteger a los neurotransmisores.
Las manzanas, las remolachas, sandía y vegetales de hojas verdes son los bloques de construcción de la dopamina.
No comas alimentos que contengan altas cantidades de colesterol, grasas saturadas, azúcar y aquellos que son refinados, ya que interfieren con el funcionamiento de tu cerebro y pueden causar que los niveles de dopamina caigan.
Evita la cafeína, ya que sólo eleva tu estado de ánimo de forma temporal, lo que resulta en niveles más bajos de dopamina que antes.

Haz ejercicio. Los niveles de transmisores, incluyendo la dopamina, se elevan después de un ejercicio vigoroso, lo que ayuda a aumentar la sensación de calma y capacidad de concentración.






Medita
. La meditación aumenta la liberación de dopamina. El yoga también tiene algunos movimientos que ayudan a aumentar el flujo sanguíneo al cerebro. Junto con el aumento de sangre vienen oxigeno y glucosa, que son los componentes básicos de los neurotransmisores como la dopamina.
                                      

Aumenta la ingesta de antioxidantes. La dopamina se oxida con facilidad y los antioxidantes pueden reducir radicalmente el daño causado a las células del cerebro que producen la dopamina.

Muchas frutas y verduras son ricas en antioxidantes, incluyendo:

Los beta-carotenos y los carotenoides: las hortalizas, las verduras y frutas de color naranja, los espárragos, el brócoli y la remolacha.
Vitamina C: los pimientos, las naranjas, las fresas, la coliflor, y las coles de bruselas.
Vitamina E: los frutos secos, las semillas de girasol, las hortalizas, el brócoli y las zanahorias.

Ejercítate regularmente. El ejercicio incrementa el calcio en la sangre, lo que estimula la producción de dopamina y la absorción en tu cerebro. Camina, nada o corre, entre 30 a 60 minutos al día para poner en marcha tus niveles de dopamina.


Esto también sube tu nivel de endorfinas. Sonreír de forma natural o abrazar a alguien activa tus endorfinas, lo que es similar a tener un alto nivel de dopamina. Excepto que si en realidad tuvieras un alto nivel de endorfinas sería bastante peligroso, ya que estas son un inhibidor del dolor.


WEB http://saikuhayotravidaposible.blogspot.com.es/2015/02/hormonas-de-la-felicidad.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...