4 Encontrar el Amor





Día 4: Encontrar el Amor

Todos buscamos amor. Como seres humanos crecemos físicamente, emocionalmente y espiritualmente cuando sentimos, recibimos y compartimos amor. Para muchos de nosotros, no es extraño creer que encontrar amor es difícil, está fuera de nuestro control o que las estrellas se deben alinear en un acto del destino a fin de que haya amor en nuestras vidas. Hoy, damos un paso emponderador mientras exploramos la idea de que la fuente de todo amor ya está en el interior de cada uno de nosotros, en el centro de nuestro corazón espiritual. Cuando nos conectamos con el flujo del amor ya no buscamos llenar un vacío interior al buscar amor en los demás. En cambio, nos alienamos con el embalse siempre presente de amor que vive en nuestro interior. Pasamos de buscar amor a vivir en el amor. Durante la meditación de hoy descubrirás que el amor es tu naturaleza esencial. Es más que una emoción: el amor es quien realmente eres. Cuando cambias tu enfoque de recibir amor a ser amor y dar amor: todo cambia.


Texto audio


Bienvenidos al día cuatro

Hoy exploraremos esta parte de nosotros, que es la fuente del amor. A partir de este punto tu vida entera puede armonizarse, porque el amor es una fuerza irresistible, que atrae cada una de las cosas positivas de la vida, cura tus heridas, calma tus angustias y te aporta toda fuente de energía para lo que somos realmente. La onda del amor fluye desde el corazón, tan sencillamente como tu respiración. El corazón es el lugar donde sentimos el amor, expresamos amor y compartimos amor. En la exploración del centro de tu corazón, descubrirás que el amor no es algo que que tengas que buscar en los otros, de hecho el amor es nuestra verdadera naturaleza, es lo que somos, lo que somos todos. Todos hemos experimentado el amor, que puede venir de las relaciones y podemos afirmar que la necesidad de amor es una de las necesidades más fuertes en la vida de cada uno, pero incluso el amor más fuerte, va y viene, el amor puede ser tan intenso como doloroso y tememos su pérdida, que puede llegar a ser devastadora. Ahora permítete considerar el amor de una nueva manera, como un aspecto de ti mismo que no oscila nunca y que nadie te puede quitar. La experiencia espiritual más hermosa es entrar en contacto con la fuente de amor interior que puede ser suave o intenso, pero que en ningún caso conlleva temor. Descubrirás que el amor, además de ser algo que se espera, que se busca a tientas o se cree merecer o no, hay otro tipo de amor, que llamamos amor incondicional, en su origen el amor es siempre incondicional. Le ponemos límites al amor, porque nos juzgamos como seres indignos de merecer un amor incondicional, pero una vez que despiertes, ésta esencia natural del amor, empezarás a experimentar, que el amor es un aspecto natural de tu verdadero ser, por lo que, a partir de ahora y para el resto de tu vida, podrás construir el sentido del amor sobre ésta experiencia.

Preparémonos ahora para la meditación, y tengamos en consideración el pensamiento guía de hoy: EL AMOR Y LA COMPASIÓN ESTÁN DENTRO DE MI, EL AMOR Y LA COMPASIÓN ESTÁN DENTRO DE MI, Ahora empecemos, por favor, encuentra una posición cómoda, apoya las manos ligeramente sobre el regazo con las palmas hacia arriba y cierra los ojos, deja que la respiración fluya de manera natural y sin esfuerzo, conéctate al cuerpo sintiendo cualquier tensión que pueda estar reteniéndote, envía pensamientos amorosos a cada parte que tenga necesidad de atención e invita a tu cuerpo a dejar marchar, cualquier tipo de estrés, con cada inhalación y exhalación, permite sentirte más tranquilo y relajado. Ahora suavemente introduce el mantra: VAM, la repetición de éste mantra durante la meditación, te ayuda a conectarte con tu corazón y a abrirte al flujo que es tu naturaleza esencial, el amor, repítelo mentalmente, VAM, VAM, VAM, Cada vez que descubras que te distraes con pensamientos, sensaciones en el cuerpo o ruidos ambientales, simplemente vuelve tu atención a la repetición silenciosa del mantra: VAM, VAM, VAM, Por favor continúa con la meditación, yo mediré el tiempo y al final oirás el suave sonido de una campana para indicar que es hora de dejar marchar tu mantra: VAM, VAM, VAM, sólo mentalmente VAM, VAM, VAM................

Por favor, deja marchar el mantra y vuelve a prestar atención a tu cuerpo, tómate un momento para reposar y respira lento y profundamente, cuando te sientas preparado abre los ojos suavemente. A lo largo del día mantente abierto al enorme flujo de amor mientras reflexionas sobre el pensamiento guía de hoy: EL AMOR Y LA COMPASIÓN ESTÁN DENTRO DE MI; EL AMOR Y LA COMPASIÓN ESTÁN DENTRO DE MI, EL AMOR Y LA COMPASIÓN ESTÁN DENTRO DE MI.......... Para mantener el movimiento del flujo del amor durante el día, practica el dar energía de amor a ti mismo y a cada persona con que te cruces en tu camino, lo que des, recibirás, . Si descubres que te estás criticando o juzgando asperamente, tómate un momento, inspira profundamente, exhala y considera tus acciones como un error insignificante de un invitado de honor que tuvieras en tu casa al cual perdonarías fácilmente en virtud del respeto que le tendrías. Tener ésto en mente te ayudará a recordar la experiencia de mantenerte en calma contigo mismo, en un estado de bondad. Namasté



Día 4 - Encontrar el Amor

1. ¿Recuerdas la primera vez que te enamoraste y cómo querías estar con la persona amada todo el tiempo? Recuerda la pureza y la apertura de tu corazón en aquel momento y describe ese impulso del corazón para escapar de su aislamiento y conectar con otro corazón. Esa entrega total a la dicha de la unión es la esencia del amor. Esa energía de la unión divina es tu esencia.

2. ¿Quién es tu ejemplo ideal de una persona cariñosa? Escribe todos los motivos que te hacen pensar eso

3. ¿Quién o qué te inspira amor y devoción? Haz una lista completa y asegúrate de decirles hoy lo mucho que los amas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...